AIKIDO

El Aikido es un arte marcial de origen japonés. Este sistema marcial, utiliza técnicas de proyección, luxación e inmovilización para desequilibrar y dominar al atacante. Estas técnicas o movimientos pueden ir acompañados de golpes en puntos vitales para aumentar la efectividad.

La práctica del Aikido supone una actividad física muy completa y apta para personas de todas las edades, sexo y estado físico, ya que no hace falta la utilización de la fuerza bruta. Cada practicante define su propio grado de intensidad de trabajo y es el compañero de mayor nivel el que se adapta al ritmo del otro. Claro está, este nivel puede ir aumentando a medida que el alumno mejore sus cualidades físicas y motrices.  

La práctica de este sistema de defensa personal tiene los siguientes beneficios físicos y mentales:

-Mejora integral del estado físico

-Mejora la elasticidad y el equilibrio

-Incremento de las capacidades cardiovasculares

-Mejora la coordinación motora y la psicomotricidad

-Aumenta la concentración

-Mejora la autoestima  y la estabilidad emocional